top of page

Relaciones tóxicas

Una relación tóxica se da cuando dos personas son emocionalmente dependientes la una de la otra. Utilizan a la pareja para llenar los vacíos, la aprobación, el reconocimiento o el amor que no sienten por sí mismos.

Una persona con una carencia afectiva y que no es plena consigo misma, se acostumbra a un amor que es así: incompleto. Es lo que su cerebro conoce e interpreta como amor, entonces un amor completo y sano se siente extraño y lo rechaza, no le resulta familiar.

Las personas que se encuentran en una relación tóxica tienen una sensación constante de que algo no va bien en la relación, están siempre alerta, viven más momentos malos que buenos, es muy frecuente que los momentos buenos sean muy buenos y los malos muy malos; hasta el punto de llegar a terminar. Temen expresarse, existe un miedo constante a la ruptura, no se respeta el tiempo individual, etc.

El primer paso para poder salir de una relación tóxica es reconocer que estás en una. Puedes hacerte preguntas sobre cómo te sientes luego de ver a tu pareja, si tienes deseos de verla, si es una persona que te anima, que te apoya en tu crecimiento personal y profesional, si sientes miedo. Pregúntate si realmente estás en una relación que te hace feliz, de verdad quieres vivir así? Te imaginas todos los días de tu vida viviendo dentro de esa relación? Mejoraría tu vida sin esa persona?

Intenta alejarte un tiempo de esa persona, aprovecha ese tiempo para conocerte más, haz cosas para ti, retoma actividades que solías hacer y que disfrutabas antes de estar en esa relación, créate una rutina nueva. Busca acompañamiento profesional para que puedas fortalecer tu autoestima e identificar qué es lo que hace que te relaciones con estas acciones tóxicas.

Comments


bottom of page